Usted está aquí

5 pasos para invertir en una startup

Lunes, 29 Octubre, 2018

Muchas Startups que hace unos años eran solamente un proyecto ahora son una realidad

1.- Toma de contacto

 Puede parecer obvio, pero es el comienzo de todo. Un inversor puede tomar contacto con una empresa potencialmente invertida por diferentes vías. Algunas de las más habituales son los foros de inversión organizados por diferentes entidades (asociaciones de businessangels, escuelas de negocio, etc.); eventos de startups; o bien por contacto directo por parte del equipo emprendedor o remisión de algún contacto compartido. En esta fase todavía no se suscribe ningún documento, más allá de alguna cláusula de confidencialidad que en ocasiones los inversores pueden suscribir de forma genérica al entrar a formar parte de alguna asociación o colectivo de inversores.

2.- Carta de intenciones

 Suponiendo que el inversor o inversores hubiesen mostrado interés por participar en la compañía, llega el momento de avanzar en el proceso. Antes de redactar y suscribir documentos más extensos que dependerán en muchos casos de una negociación previa, puede proponerse la firma de una carta de intenciones en la que se reflejan los aspectos claves de la operación, tales como valoración (puede tratarse de una horquilla); importe a invertir, condiciones clave, plazos y otros cláusulas que puedan considerarse esenciales como la necesidad de obtener todo el importe correspondiente a la ronda –en su caso- o una determinada financiación para la empresa. Mediante este documento, además, el equipo emprendedor también valora si el inversor va en serio o si se trata de un mero tanteo. Debemos recordar, en cualquier caso, que la firma de una carta de intenciones no garantiza el resultado de la operación, si bien ambas partes ya están adquiriendo algunos compromisos básicos.

3.- Acuerdo de inversión y Pacto de Socios

¿A qué se dedica exactamente la empresa? ¿Cómo está compuesto actualmente su capital social? ¿Cuál es el órgano de administración? ¿Cuál es el importe y forma de desembolso de la aportación?  Son numerosas las cuestiones que deberán recogerse en el Acuerdo de Inversión. En este contrato se fijan las obligaciones del inversor respecto del resto de socios y para con la propia empresa y también de aquellos con él. Así, en estos contratos se estipulan cantidades, porcentajes, plazos de desembolso, etc.; y se articula la operación.

4.- DueDiligence La DueDiligence es un proceso de crucial importancia en la toma de participación. Se trata de la auditoría que todo comprador o inversor llevará a cabo como “diligencia debida” para asegurarse de que aquello en lo que está invirtiendo es realmente lo que le dicen ser y que no cuenta con contingencias ocultas.

5.- Cumplimiento de requisitos formales de la operación

 Las partes están de acuerdo en la operación, se han suscrito los documentos que van a regular tanto la ejecución de la inversión como la relación entre los socios y llega el momento de formalizar la operación. Recordemos que cualquier ampliación de capital conlleva una serie de requisitos formales que será preciso atender sin que baste, para la formalización de la ampliación, con el mero acuerdo entre las partes. En particular, hablamos de requisitos societarios tales como acuerdo de junta (previa convocatoria salvo que se trate de una junta general universal), desembolso del importe de la ampliación, otorgamiento de escritura y posterior inscripción en el Registro Mercantil.

Fuente: Plan Magazine 

>>>>>10 claves para internacionalizar una startup con éxito<<<<<