Usted está aquí

6 claves para el éxito

Seis claves para el éxito en tu proyecto

Montar una empresa o crear tu propio puesto de trabajo puede parecer una tarea arriesgada y casi una aventura con un final muy posiblemente trágico. Para evitar este desenlace fatal, ahí van algunos consejos importantes que te transmitirán seguridad.

  • Piensa en lo que te apasiona. Ha llegado el momento de hacer aquello que te apasiona. Esto es fundamental porque tu propia empresa te debe ayudar a realizar los propósitos que te has ido marcando, a desarrollarte como mejor profesional y persona. Como le vas a dedicar muchas horas a tu nuevo empleo, será mucho mejor que sea algo que te gusta mucho.
  • Analiza qué sabes hacer bien. Ya sea porque lo dominas técnicamente o porque conoces en profundidad el sector, porque tienes larga experiencia previa, es importante que te sientas seguro en tu futuro proyecto empresarial.
  • Haz una prueba. Valora en cada momento si te estás basando en hipótesis, tu opinión, en lugar de en hechos y datos contrastados actuales. Por eso te recomendamos que empieces con una prueba, con poca inversión, con recursos limitados para que puedas ir contrastando las decisiones que tomas y tengas la oportunidad de ir reorientando el proyecto según los resultados reales.
  • Busca una oportunidad. En el sentido de que no te bases únicamente en lo que tú quieres hacer sino que te pongas en la piel de tus futuros clientes y trates de averiguar qué problemas tienen que tú podrías resolver, qué se puede hacer mejor, qué debes evitar, dónde debes poner el acento de tu proyecto.
  • Obtén apoyos. La trayectoria no va a ser fácil por eso te recomendamos que te envuelvas de un entorno que te apoye, tanto en lo profesional para tomar mejores decisiones, conseguir contactos interesantes,... pero también en lo personal y emocional para que puedas compartir tus preocupaciones y dudas.
  • Planifica. Aunque no sea a largo plazo porque no tienes mucha información actualmente, pero es importante que dispongas de una hoja de ruta, clara, concreta, que te indique qué pasos debes realizar y que la puedas ir adaptando según los resultados conseguidos. Comparte esa planificación con personas que tienes como referentes por su buen criterio.