Usted está aquí

Decálogo de seguridad en Internet

Viernes, 9 Febrero, 2018

Si no utilizas un ordenador personal asegúrate siempre de cerrar la sesión

Aunque el Día de Internet Seguro se celebra para concienciar a niños y adolescentes sobre un uso responsable, seguro y positivo de Internet, también los adultos deben tomar las medidas oportunas.

A menudo, se utilizan las redes sociales, especialmente Facebook o Instagram, para compartir fotos de vacaciones o fiestas, sin darse cuenta de que Internet, a pesar de sus enormes ventajas, también puede tener sus riesgos. Por ello te  ofrece 10 recomendaciones a tener en cuenta:

Utilizar contraseñas seguras en todas aquellas plataformas que pidan clave de acceso en el proceso de registro. Deben contener como mínimo 9 caracteres e incluirse al menos una mayúscula, un número y un símbolo. Además, es recomendable cambiarla al menos una vez al año. Se pueden utilizar gestores de contraseñas que ayudan a recordarlas y almacenarlas con seguridad.

Si es posible, se deben utilizar sistemas de verificación en dos pasos, como contraseñas enviadas al teléfono móvil o aplicaciones que permitan generar códigos de forma automática.

Cuando no se utilice un ordenador personal, el usuario deberá asegurarse de cerrar la sesión de todas aquellas plataformas a las que haya accedido.

  1. Utilizar contraseñas seguras en todas aquellas plataformas que pidan clave de acceso en el proceso de registro. Deben contener como mínimo 9 caracteres e incluirse al menos una mayúscula, un número y un símbolo. Además, es recomendable cambiarla al menos una vez al año. Se pueden utilizar gestores de contraseñas que ayudan a recordarlas y almacenarlas con seguridad.
  2. Si es posible, se deben utilizar sistemas de verificación en dos pasos, como contraseñas enviadas al teléfono móvil o aplicaciones que permitan generar códigos de forma automática.
  3. Cuando no se utilice un ordenador personal, el usuario deberá asegurarse de cerrar la sesión de todas aquellas plataformas a las que haya accedido.
  4. No dar datos personales si no es estrictamente necesario, sobre todo si el formulario resulta de dudosa fiabilidad. Hay que comprobar que la página dispone de protocolo seguro (https) y certificado digital en el caso de bancos o instituciones. Además, se pueden utilizar navegadores protegidos para ampliar la privacidad.
  5. Desconfiar de cualquier redirección que se produzca en cualquier página web, ante todo, en el caso de que redirijan a alguna red abierta. De igual manera se debe desconfiar de todos aquellos correos de remitentes desconocidos.
  6. Aceptar sólo aquellas peticiones de amistad o conexión de personas conocidas (al igual que se hace en la vida real) y configurar el perfil de las redes sociales de tal manera que se comparta la información sólo con aquellas personas que se haya decidido.
  7. No dar credibilidad a las promociones o alertas de premios por entrar en ciertas páginas web. A su vez, no se recomienda descargar archivos de plataformas inseguras, y si, se descargan de forma accidental, se deben borrar inmediatamente.
  8. Actualizar el sistema operativo y utilizar programas en temas de ciberseguridad, como algún sistema antivirus, firewall, antispam, antitroyanos, etc. Es importante huir de todas aquellas páginas web que informen de un posible virus en el ordenador y ofrezcan una solución. Se debe tapar la webcam del ordenador para evitar posibles conexiones y grabaciones desde otros dispositivos.
  9. Utilizar el control parental, destinado para todos los padres que velan por una navegación segura para sus hijos.
  10. Tener una copia de seguridad de todos aquellos documentos, fotografías o vídeos importantes guardados en el ordenador, en un disco duro externo o en la nube.

 

Fuente: Comunicae