Usted está aquí

Inversiones alternativas

Jueves, 13 Septiembre, 2018

 


Estas cuatro alternativas son el Crowdlending, el Crowdlending garantizado, el Crowdequity y el Crowdfunding inmobiliario.

Crowdlending: A través de una plataforma de financiación participativa se puede prestar dinero a empresas o particulares. Es una plataforma online que previamente examina tanto los riesgos de la operación como la viabilidad, se ofrece a una gran cantidad de inversores para que cada uno aporte una parte del préstamo. La plataforma es la que se encarga de cobrar la devolución del préstamo más los intereses y de devolvernos a los inversores en función de su porcentaje de participación.

Crowdlending garantizado: Son préstamos a empresas que están avalados por una Sociedad de Garantía Recíproca. Mediante este aval la SGR se compromete a abonar a los inversores el dinero de su inversión si la empresa no paga. La rentabilidad en este tipo de inversión es menor al ser sin riesgo y está entorno al 2%.

Crowdequity: Es un sistema que te convierte en socio de jóvenes empresas mediante una pequeña participación en la propiedad de la misma. Ganarás o perderás tanto como la empresa al formar parte de su accionariado. Normalmente la participación es inferior al 10% por lo que no se permite participar en la gestión. Son muy arriesgadas y suelen ofrecer rentabilidad altas. 


Crowdfunding Inmobiliario: Cualquier persona que quiera realizar una inversión puede convertirse en promotor inmobiliario a través de plataformas online y junto a una colectividad de inversores puede adquirir inmuebles, reformarlos para su posterior alquiler o venta, o edificar vivienda nueva. Esta modalidad permite a los inversores repartirse las ganancias tras las ventas de las viviendas, o la rentabilidad que genere el pago de los alquileres.
Estas cuatro alternativas de inversión se basan en plataformas tecnológicas online que ponen en contacto a personas interesadas en invertir.

Según destaca el socio fundador de MytripleA, Jorge Antón “el crowdlending ofrece una alta rentabilidad y además, en el caso de los préstamos garantizados por una Sociedad de Garantía Recíproca, también reciben una seguridad en sus inversiones, por estos motivos seguirá atrayendo a inversores de otros ámbitos. Además permite a los inversores hacer llegar su dinero a la economía real ya que ellos eligen las empresas en las que quieren invertir y así colaborar en hacer crecer el tejido productivo de nuestro país”.

 

Fuente: Comunicae

>>>>>10 claves para preparar una ronda de financiación<<<<<