Usted está aquí

Nuevas formas de financiación

Nuevas formas de financiación

La aplicación de Internet y las herramientas que permiten colaborar entre personas en el sector de la financiación han favorecido la aparición de nuevas formas de financiación que permiten a nuevas empresas, especialmente relacionadas con la repercusión social, sostenibilidad, eficiencia, mejora de la calidad de vida, acceder a fondos y a gestionarlos directamente con los inversores.

Una entidad financiera no ha dejado de ser un instrumento intermediario entre personas que necesitan apoyo financiero para un proyecto y otras personas que tienen un excedente y están dispuestos a invertirlos a cambio de una retribución.

Este proceso ha desarrollado a lo largo de los últimos siglos el sistema de financiación tradicional, basado en bancos y en bolsas. Recientemente Internet está favoreciendo la aparición de servicios de financiación alternativos, basados en la misma filosofía pero mucho más ágiles y cercanos, donde se ponen en contacto inversores potenciales con proyectos emergentes.

Algunos de estos servicios se dirigen especialmente a personas, individuos, que necesitan un apoyo financiero y otras que están dispuestas a financiarlo y se estructuran bajo la forma de microcréditos, créditos de reducido importe. Un ejemplo de estos servicios puede ser el banco P2P www.zopa.com

Otros servicios se basan en los proyectos que se financian, porque son interesantes desde un punto de vista social, mejoran el medio ambiente o la calidad de vida de las personas,... Normalmente se conocen por iniciativas crowdlending o crowdfunding. Por ejemplo la plataforma de proyectos ecrowd, o verkami.

Sin descartar plataformas de microfinanciación como kickstarter que ha ayudado a obtener financiación muy considerable para proyectos tecnológicos, de ocio y de bienestar siempre relacionados con la creatividad. Un ejemplo paradigmático es este juego de cartas, un pasatiempo que recaudó mucho más de los que necesitaba para empezar a través de una solicitud en esta plataforma.

Es interesante saber que existen otras maneras de financiar los proyectos empresariales, por ejemplo a través de un banco P2P y que si además responden a retos sociales, medioambientales, de impacto positivo en nuestro entorno también pueden ser de interés para otros servicios de crowdfunding. Pero para ello hay que definir bien el proyecto y lanzar una solicitud atractiva, sólida y coherente en una de estas plataformas.

Sin duda es un sector emergente en el que se empieza a legislar, actualmente existe un anteproyecto de Ley en el que se indica una limitación de financiación a través de micromecenazgo o crowdfunding de un millón de euros por proyecto y una limitación de aportaciones anuales individuales de 3.000 euros por proyecto y 6.000 euros por plataforma.

Link recomendados: