Actualidad

5 maneras de ayudar a que tu pequeña empresa tenga éxito


lunes, febrero 11, 2019

Éxito empresarial

Todos sueñan con tener su propio negocio. Podrías estar pensando en montar un restaurante, en un negocio de la construcción, un servicio de entrega o una compañía de bienes o servicios. Cualquiera que sea tu sueño, hay grandes beneficios en dirigir tu propia empresa.

No tendrás un jefe que te diga qué hacer o cuándo hacerlo; puedes establecer tus propios horarios, tus propios objetivos y contratar a tu propio personal. También tienes más flexibilidad. Si necesitas llevar a tus hijos a la escuela todos los días, puedes programar tu negocio en función de tus tiempos disponibles.

La parte fácil de comenzar un pequeño negocio es soñar despierto al respecto. La parte más difícil, aunque gratificante, es convertir tu sueño en una realidad. La buena noticia es que puedes tener tu propia pequeña empresa siguiendo unos pasos. Cada uno requiere tiempo y trabajo, por supuesto, pero cada uno es alcanzable.

Escribe un plan

La simple frase “plan de negocio” puede detenerte en tu camino.

Has escuchado las historias sobre personas que pasan años con un plan de negocios. El resultado es un libro gigante lleno de páginas de hojas de cálculo, estados financieros, declaraciones de visión y mucho más.

Pero no dejes que eso te detenga. Los planes de negocios de hoy deben ser cortos y puntuales.

Deseas proporcionar información suficiente para que los prestamistas o inversores sepan que tienes un plan financiero para pagarles. Y, lo que es más importante, debes demostrar que tienes los conocimientos técnicos para hacer que tu empresa despegue.

Si tu plan de negocios es de 10 páginas o 150 páginas no importa. Lo que importa es que dediques tiempo para escribirlo.

Como se suele decir, “sin un plan, es solo un sueño”. En estos días, puedes utilizar programas de software para guiarte a través de cada paso de este proceso.

Estar abierto a cada oportunidad

Probablemente hayas escuchado a personas de negocios exitosas hablar sobre su camino hacia el éxito. A menudo, eso incluía deshacerse del mismo plan de negocios que les dio el respaldo financiero para poner en marcha su negocio.

Solo piensa en Apple. ¿Cuál sería la compañía hoy si Steve Jobs estuviera atrapado en que Apple fuera solo una compañía de ordenadores y no de teléfonos móviles?

Tu pequeña empresa tendrá una vida propia. Asegúrate de estar abierto a cada oportunidad que se presente.

Buscar consejo

Nada frena tu éxito más rápido que “sí, hombre/mujer”. Estos apoyos pueden ser de los miembros de tu familia, cónyuge o amigos. Quieren lo mejor para ti, por lo que no quieren herir tus sentimientos. “Sí, esa es una gran idea”, te dirán.

Esas palabras pueden hacer que te sientas bien, pero no son útiles para ayudarte a que tu pequeña empresa tenga éxito. Para eso, es posible que desees agregar asesores pagados o no pagados a tu equipo de negocios (incluye eso en tu plan de negocios).

Estos pueden ser jubilados que tuvieron éxito en su sector o industria. Podrían ser antiguos compañeros de trabajo que están informados y/o son inteligentes.

Cuida tu presupuesto

Sabrás exactamente cuánto dinero tienes que gastar una vez que hayas escrito tu plan de negocio, lo hayas presentado a los inversores y les hayas pedido dinero prestado. Puedes ser menos claro en cuánto dinero tienes que gastar en el día a día.

Sin embargo, no debes dejar que tus gastos se vuelvan turbios. Prepara una hoja de cálculo o usa una aplicación de presupuesto y revísala con frecuencia.

Necesitas saber cuánto dinero tienes para alcanzar tus metas. También necesitas saber cuánto te costará pagarle a tu personal, para tu contrato de arrendamiento y mucho más.

Delegar responsabilidades

Conoces tus habilidades, talentos y debilidades. Has tenido años de experiencia en el mundo de los negocios si eres como la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas.

Has tenido tiempo para descubrir en qué eres bueno/a y dónde fallan tus habilidades. Puedes ser bueno/a hablando en público, viendo el panorama general y/o en entender a los clientes.

Sin embargo, tienes debilidades, ¡todos las tenemos! Entonces, asegúrate de ser honesto/a contigo mismo/a y contrata a personas que tengan la habilidad o habilidades que no tienes.

 

Fuente: Cepymenews

PLAN 12 | Especial Internacionalización 4.0

Plan Magazine 10