Actualidad

¿Los emprendedores trabajan menos? Mitos que conviene ignorar para tener éxito


lunes, abril 13, 2020

Administrar con éxito una empresa mientras se mantiene un flujo regular de clientes potenciales, controlar las finanzas y manejar emergencias es una carga pesada y hay que estar preparado para sorpresas inesperadas.

Estos son cinco de los mitos más comunes sobre el emprendimiento que los fundadores de startups descubren durante el primer año y que conviene ignorar para tener éxito.

Eres tu propio jefe

Es posible que te imagines disfrutando de la libertad de administrar tu propio negocio como el máximo beneficio soñado. Las fotos de los fundadores que trabajan desde la playa y los selfies de Instagram de multimillonarios de éxito contribuyen a esto.

La realidad, sin embargo, muestra algo que no se puede capturar fácilmente en un selfie junto a la playa: que administrar un negocio te hace mucho más dependiente de tu empresa y tu trabajo. Los emprendedores tienen que apresurarse, persuadir a los clientes potenciales, estar a completa disposición de sus clientes en las primeras fases, convencer a los empleados potenciales de que acepten la idea, confiar en socios y proveedores para llevar a cabo operaciones y confiar en sus asesores y abogados. En definitiva, en continuo movimiento.

Los emprendedores trabajan menos

Hay ciertos estilos de vida de negocios que realmente pueden optimizarse para funcionar con éxito dentro de las 15 a 30 horas de trabajo semanales. Generalmente se trata de negocios para logar unos ingresos suplementarios y parecen ser el estilo de vida ejemplar por el que todos los empresarios deben luchar.

Sin embargo, casi todos los fundadores pasan por un período difícil (a menudo de varios años) de hacer malabarismos con todas las actividades gerenciales mientras trabajan de 60 a 80 horas a la semana o incluso más. Las oportunidades se persiguen las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

El equilibrio trabajo-vida es fácil

Aunque hay cierta flexibilidad parcial cuando se dirige un negocio propio, cada momento es importante para  conseguir un nuevo cliente, ayudar a un miembro del equipo a avanzar, prevenir una crisis por falta de comunicación u optimizar procesos para futuras iniciativas.

El tiempo se convierte en un activo invaluable que no puede desaprovecharse para no perder oportunidades. Los fines de semana para la familia y amigos será la excepción.

El éxito llega de la noche a la mañana

Las revistas de startups muestran a jóvenes emprendedores que cierran rondas de financiación millonarias, pero esto representa un mínimo porcentaje de todas las historias de éxito. Está muy conectado con la historia de fondo del fundador: pueden tener una década o más de experiencia en la industria o pueden haber comenzado otro negocio después de varios intentos fallidos.

Confiarse en estas falsas expectativas es engañoso y descuida tener en cuenta el tiempo y el trabajo duro que se dedica a un negocio rentable. Por cada éxito “de la noche a la mañana” hay una larga serie de acciones pequeñas pero significativas que lo hicieron posible.

La experiencia se venderá sola

Dirigir un negocio no acelerará mágicamente tus habilidades ni crearás una enorme cartera de prospectos que esperan trabajar contigo.

La experiencia en nicho es diferente a comprender la semántica de operar un negocio. Si te apasiona comenzar tu propio negocio, primero tómate el tiempo para estudiar los conceptos más básicos sobre la administración de empresas. No confíes únicamente en tu conjunto de habilidades para ejecutar un negocio rentable.

Hay muchas razones por las cuales las empresas fracasan, pero cuanto mejor preparado estés, más fácil será sobrevivir durante los dos primeros años. El emprendimiento es gratificante una vez que descubres un modelo de negocio rentable y escalable, pero debes esforzarte mucho hasta que lo logres.

PLAN 14 | Especial Transporte & Logística

Plan Magazine 10