Tecnología

E-commerce


jueves, noviembre 22, 2018

Una alternativa a tener en cuenta a la hora de pensar en montar una empresa o crear nuestro propio empleo es el e-commerce, vender a través de Internet. Es una manera de empezar con una actividad comercial con una inversión inicial normalmente menor a la necesaria en el caso de los establecimientos comerciales, pero que se equilibra así que empieza a arrancar, con presupuestos de marketing y mejoras en la plataforma o página web.

El e-commerce no tiene más secretos que los que se esconden detrás del arte de vender. La única diferencia es conocer el medio en el que se realiza, en lugar de un establecimiento físico en un lugar concreto de una población, se realiza en Internet a través de una página o plataforma web.

¿Qué ventajas aporta?
¿Qué desventajas incluye?

Como en todo proyecto, las ventajas son discutibles y las desventajas también. Hay que defender las ventajas y evitar los inconvenientes:

Aprovechar las ventajas:

Montar un negocio e-commerce en Internet y no tener presupuesto en marketing es como tener una tienda fantástica, llena de productos espléndidos, pero que no está ubicada en ninguna calle y por tanto, nadie la verá. Una tienda en Internet es como una caravana y requiere de presupuesto en marketing para “desplazarla” hasta los ordenadores, tables y móviles de los clientes potenciales.

Evitar los inconvenientes:
Algunos consejos si está valorando la posibilidad de crear una empresa basada en el e-commerce:
  1. El medio no afecta a la esencia, el arte de vender también se basa en el arte de saber comprar. Si se compra bien y se vende bien el proyecto funcionará. El mejor vendedor es aquel que conoce muy bien el producto o servicio que vende.
  2. No venda lo que quiera vender, venda lo que quieran comprar.El foco no está en usted y en lo que quiere hacer, el verdadero foco está en lo que quieren comprar los consumidores.
  3. Si se emprende en Internet se deben priorizar las inversiones y los presupuestos en aspectos intangiblescomo la página web, el marketing digital, la creación de contenidos, etc.
  4. No desprecie a los competidores.Existen, lo puede dar por seguro. Hay que conocerlos, estudiarlos y aprender de ellos.
  5. Diseñe su idea a través de un canvas.Así podrá definir su modelo de negocio, puede encontrar más información en esta web.
  6. En Internet nada es fijo ni permanente, todo evoluciona.Usted deberá hacer lo mismo, emprender en Internet significa movilidad, dinamismo, es decir, cambio permanente.
  7. Haga, mida y aprenda.Y vuelva a repetir mejorándolo. En eso se basa la metodología Lean Start-up. Internet permite emprender con inversiones menores a las presenciales, pero para llegar a consolidar el modelo hay que aprender mucho, acumulará errores, y deberá salvarlos. Estos ciclos se llaman iteraciones, y debe saber que habrá muchas. Cuánto más rápidas sean, mucho mejor.
  8. Rodéese de talento.Complemente su perfil con la de otras personas que enriquezcan su idea. Cubran las necesidades en marketing digital, tecnología, producto, servicio al cliente, logística, etc.
  9. Toda la cadena de valor es suya.El éxito lo consigue aquella empresa que entiende que toda la cadena de valor está bajo su responsabilidad. Es decir, que tanto la compra, como la venta, la post-venta y la entrega en domicilio son susceptibles de su control y de mejora continua.
  10. Sepa qué delegar y qué no es delegable.El principal recurso limitador a la hora de montar una empresa será la disponibilidad horaria. Por tanto desde el mismo inicio deberá identificar qué asuntos y actividades son delegables y cuáles no lo son.
PLAN 13 | Especial Liderazgo femenino

Plan Magazine 10