Actualidad

Australia: perspectivas ilimitadas para el emprendimiento


lunes, octubre 7, 2019

Su sostenida expansión económica, alto poder adquisitivo y proximidad a los mercados asiáticos ofrecen grandes oportunidades a los emprendedores.

 ¿Por qué Australia?

Australia acumula veintiocho años de crecimiento ininterrumpido y es hoy la decimotercera potencia económica mundial. Ninguna otra economía avanzada ha conseguido mantener ese rumbo expansivo durante tanto tiempo. El país cuenta además con un marco normativo favorable y transparente para los emprendedores, y disfruta de una notable estabilidad política.

Su interacción con los mercados asiáticos, vertebrada en distintos acuerdos de libre comercio, vincula a Australia con el principal motor del crecimiento económico global: para 2022, se espera que la economía asiática represente el 45% del mundial y que las economías combinadas de China e India probablemente representen casi el 30%.

Los abundantes recursos naturales contribuyen a la fortaleza exportadora de Australia, mientras que la alta cualificación de su mano de obra asegura que los inversores tengan acceso al talento que necesitan. Su sociedad multicultural configura un consumidor sofisticado al que es posible llegar con una oferta plural y diversificada. A su vez, el alto salario medio (prácticamente el doble que el de España) y la elevada capacidad de consumo crean condiciones muy interesantes para los negocios.

Una legislación amigable para el emprendedor

Según el índice de referencia del Banco Mundial, Australia figura entre los veinte países donde más fácil resulta hacer negocios. Austrade, la agencia nacional de comercio y atracción de inversiones, sirve de primer punto de contacto informativo para los emprendedores.

 Las pymes: un elemento esencial de la economía australiana

Las pymes australianas dan empleo a unos cinco millones de trabajadores, lo que representa el 44% de la población activa del país. El Gobierno federal cuenta con diversos programas de ayuda a pymes y startups. Un ejemplo es el R&D Tax Incentive, que permite a los beneficiarios reducir sustantivamente los impuestos por sus actividades de I+D; o el Entrepreneurs Program, que ofrece financiación para el lanzamiento de nuevos productos, así como asesoramiento profesional y cofinanciación.

Los Estados también gestionan programas de ayudas a las pymes, como por ejemplo el Small Business Grant de Nueva Gales del Sur, que incentiva la contratación de empleados; el Boost Your Business Vouchers de Victoria, que proporciona asistencia a empresas en sectores estratégicos; o el Business Growth Fund de Queensland, que ayuda a financiar la adquisición de equipos y servicios. A su vez, los Estados cuentan con mecanismos para reducir los costes energéticos que soportan las empresas.

Sectores prometedores

El Gobierno se ha comprometido a invertir más de 100.000 millones de dólares australianos (además del gasto de las autoridades de los Estados y Territorios) en infraestructuras. Australia también tiene ambiciosos planes de uso de energías renovables. Todo lo anterior puede traducirse en oportunidades que se adaptan bien a la gran experiencia internacional de las empresas españolas. La industria agroalimentaria, que posee un carácter altamente exportador muy orientado a los mercados de la región Indo-Pacífica, es otro de los sectores más interesantes para el emprendedor español. La economía digital y las TIC también ofrecen oportunidades, sobre todo en cloud computing, Internet de las Cosas o inteligencia artificial, materia esta última a la que el país destina 29,9 millones de dólares australianos en su actual presupuesto nacional.

 

 

 

 

 

 

 

PLAN 14 | Especial Transporte & Logística

Plan Magazine 10